Consecuencias de no contar con un dictamen eléctrico

Consecuencias de no contar con un dictamen eléctrico

Como sabes hemos tomado la tarea de informarte en este blog sobre los requisitos y trámites que se requieren para la construcción y/o establecimiento de un inmueble para casa habitación, empresa o negocio, uno de los procesos necesarios y en el que hemos ahondado en otras publicaciones es el dictamen eléctrico, que consiste en una revisión detallada de las instalaciones eléctricas del lugar, para ello se hace una inspección de transformadores, tableros, contactos y cables, esto siempre bajo lo que establece la NOM 001 SEDE, que es la norma mexicana que regula dichas verificaciones y que tiene como objetivo establecer las especificaciones y lineamientos de carácter técnico que deben satisfacer las instalaciones destinadas a la utilización de la energía eléctrica a fin de que ofrezcan condiciones adecuadas de seguridad para las personas y sus propiedades.

Es indispensable entonces que se cuente con este dictamen, ya que de no tenerlo se puede incurrir en diversas consecuencias en perjuicio no solo de intereses económicos, sino también de la seguridad de propios y terceros. Así, el dictamen eléctrico hace referencia a proteger el inmueble de descargas eléctricas, efectos térmicos, sobrecorrientes, corrientes de falla y sobretensiones, por ende, también se protege a los inquilinos o visitantes del lugar.

Este documento es avalado por una unidad verificadora de instalaciones eléctricas, la cual puede ser una persona física o moral que esté acreditada por la autoridad correspondiente y aprobada por la Secretaría de Energía. Es importante no escatimar en este paso y recurrir a profesionales, ya que un accidente relacionado con una mala instalación eléctrica trae diversas consecuencias perjudiciales como multas, demandas y clausuras definitivas.

La primera consecuencia de no haber tramitado el dictamen eléctrico es que no se puede generar un contrato con la CFE para obtener el suministro de energía eléctrica, partiendo de este punto, es muy complicado saltarse este paso, sin embargo, habrá ocasiones en las que ya teniendo este suministro pueda haber modificaciones o remodelaciones que requieren nuevamente este trámite, de no realizarse, las consecuencias pueden ser accidentes provocados por una mala instalación como electrocuciones y quemaduras a usuarios, incluso pudieran desencadenar incendios, que no solo afecten la inversión del establecimiento, sino que redunden en daños y muerte de quienes se encuentren en el lugar. En casos no tan graves, una mala instalación eléctrica podría generar daños operativos, ya sea por un suministro erróneo para maquinaria o por apagones constantes.

En resumen, tramitar el dictamen eléctrico contribuye a que se cumpla con la norma mexicana que regula este aspecto, poder realizar un contrato de energía eléctrica y por supuesto salvaguardar la integridad de aquellos que habiten o usen el inmueble. Si tienes dudas al respecto o no sabes a quien dirigirte para tramitarlo, acércate con nosotros, podemos, además de asesorarte, darle seguimiento a todo el proceso para que te enfoques en lo que es tu área de especialidad, ya sea tu negocio o disfrutar de tu casa con la tranquilidad de que es segura.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
WhatsApp chat