El porqué de las licencias de construcción

Licencias de construcción

Hemos tratado en varias de nuestras publicaciones la importancia que tiene la planeación urbana y cómo se logra su cumplimiento a través de los permisos que la autoridad solicita cuando de construir se trata, en esta ocasión ahondaremos qué son y por qué son necesarias las licencias de construcción, así que toma nota si estás por emprender un proyecto de este tipo.

Este trámite es un permiso solicitado por la autoridad para que se pueda comenzar con la construcción en cuestión, para ello se debe supervisar que cumpla con otros procesos como el uso de suelo y ciertas condiciones como su accesibilidad, aspectos técnicos y de seguridad para los futuros habitantes, así como para los trabajadores de la construcción, los encargados de verificar  que todo esto se cumpla son las propias autoridades, tanto al inicio para expedir la licencia como durante todo el proceso para asegurarse que se siga cumpliendo.   

Así pues, las licencias de construcción son la garantía para no incurrir en faltas que redunden en multas, suspensiones e incluso clausura definitiva, otras de las consecuencias que esto puede tener en casos más graves son la pérdida de valor del predio o la demolición de lo que se lleva de la construcción, es por ello que este trámite, así como los complementarios son esenciales, no solo para prevenir este tipo de incidentes, sino también para procurar el bienestar social, pues gracias a ello se siguen los planes de ordenamiento territorial, así como los recursos con los que cuenta dicha urbe, también para garantizar la seguridad de los involucrados.

La razón de las licencias de construcción es controlar el desarrollo de las ciudades y con ello ver por la seguridad de los habitantes, tanto de manera personal como en aspectos económicos, productivos e incluso culturales, algunas de las actividades sujetas a este tipo de trámite son las construcciones de cero, las modificaciones de fachada, las remodelaciones internas, estructuras subterráneas como estacionamientos, la colocación de publicidad que involucre la visibilidad desde la vía pública, demoliciones, la tala de árboles en zonas que formen parte del plan de desarrollo urbano, entre otras que están señaladas en cada una de las localidades.

Por supuesto habrá otros casos en los que este trámite no es necesario, por ejemplo, cuando se realicen remodelaciones menores en las construcciones como pintura, cambio de piso, instalaciones eléctricas, de gas o de agua, cambio de muebles de baño y cocina. Es importante que consultes a un profesional si no estás seguro de que lo que deseas hacer requiere de esta licencia, es mejor acudir con alguien que conozca cada detalle, además considerar ayuntamiento al cual se pertenece, ya que también cambia de una localidad a otra, en CIDUR con gusto podemos asesorarte.

En conclusión, las licencias de construcción tienen la función principal de asegurarse que las edificaciones cumplan con las mínimas e indispensables condiciones de habitabilidad para asegurar el bienestar de sus habitantes, así como el cumplimiento del desarrollo urbano de cada comunidad.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
WhatsApp chat