Dictamen eléctrico

Parte de las obligaciones del gobierno es asegurar la integridad de la sociedad, por ello es que existen normas que regulan diversos sectores como el inmobiliario y de la construcción, de ahí surge la solicitud de documentos que avalen las condiciones de una edificación, en este caso el dictamen eléctrico que se refiere a la verificación detallada y específica, justamente, de las instalaciones eléctricas de una obra, donde se busca que tableros, transformadores, contactos y cables se encuentran con base en las normas vigentes y sean seguras para los habitantes del inmueble.

La norma mexicana que regula al aspecto eléctrico de un inmueble es la NOM-001-SEDE, la cual establece los lineamientos técnicos que deben cumplir las instalaciones destinadas a la utilización de la energía eléctrica, con el objetivo de ofrecer las condiciones adecuadas de seguridad para las personas y sus propiedades, esto incluye la protección contra descargas eléctricas, efectos térmicos, sobrecorrientes, fallas de corriente y sobretensión. Esta norma también solicita de manera obligatoria el estudio de cortocircuito y debe ser realizado por un ingeniero electricista con cédula profesional, una vez obtenida esta información se deber colocar en tableros eléctricos, centros de control, entre otros, esta etiqueta debe ser impresa y tener la fecha de elaboración, así como soportar las condiciones del medio ambiente. La NOM-001-SEDE, contiene diversos y detallas requisitos que requieren revisión minuciosa, por lo que es recomendable que busques asesoría con expertos en la materia para cumplir con ella.

Dictamen eléctrico

Así pues, una de las funciones del dictamen eléctrico es detectar anomalías en las instalaciones eléctricas que pudieran generar accidentes como electrocuciones e incendios, así como garantizar una instalación eléctrica segura para el personas, visitantes y bienes materiales, con ello también se protege la inversión hecha al inmueble y el correcto desempeño de la energía eléctrica para que las edificaciones cumplan con sus operaciones diarias.

Otra de las funciones del dictamen eléctrico es obtener el suministro de la energía del inmueble, sobre todo si son lugres de concentración pública donde hay más personas en riesgo, se debe entregar este documento emitido y firmado por una unidad verificadora de la Secretaría de Energía, al suministrador de dicha energía en la localidad correspondiente, este dictamen debe cumplir, como ya se mencionó, con los normas vigentes en la materia, de no tenerlo no se podrá firmar un contrato para ello.  Por lo general, el dictamen tiene una vigencia de cinco años, pero dependiendo de las regulaciones de cada lugar puede variar, una vez pasado este tiempo se tendrá que realizar un nuevo dictamen o si es que se realiza alguna modificación a las instalaciones eléctricas.

La seguridad e integridad de la sociedad es un tema serio y de compromiso por parte de quienes están involucrados en el negocio inmobiliario y de la construcción, cumplir con un dictamen eléctrico es parte de los requisitos para garantizar que las instalaciones eléctricas sean confiables y seguras y de paso, evitas multas, sanciones y suspensiones, si deseas mayor información contáctanos, estamos seguros de poder ayudarte.

Referencias:

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5533986&fecha=06/08/2018